viernes, 13 de marzo de 2020

CORONA VIRUS: El momento de hacerte responsable de tu salud

Cuando era pequeña y me veía que en un futuro iba a vivir en el siglo XXI me causaba un montón de excitación. Me imaginaba que íbamos a vestir con ropa "moda espacial" con zapatones, hombreras y tejidos tipo latex y que nos transportaríamos en coches voladores. Han pasado ya 20 años desde que cambiamos de siglo y lo que me he encontrado ha sido terrorífico: una mentalidad más conservadora, el cambio climático con salvajes y destructivas consecuencias, vivir a la carrera sin tener tiempo para disfrutar de las cosas simples de la vida, las relaciones sociales de manera virtual, medio planeta esquilmado y/o masacrado por occidente y lo último el corona virus y la epidemia de miedo que ha suscitado. Esto es de ciencia ficción pero de mal rollo.


Así que aunque no tenía ninguna intención de escribir sobre el Covid-19 me siento obligada a hacerlo. Evidentemente es necesario un protocolo para evitar el contagio y especialmente con las poblaciones más indefensas pero por desgracia el concepto de todas estas recomendaciones sumergen a la ciudadanía en el miedo, en la inmovilidad y la histeria. 

NO se trata de quedarnos en casa encerradas, no se trata de vaciar los supermercados para llenar nuestras despensas, no se trata de no darnos un abrazo. Se trata de cuidarnos todavía con más ímpetu y quién no lo hace empezar a hacerlo, de esa manera crearemos sistemas inmunitarios más fuertes y sociedades más sanas.

Así que estas son las recomendaciones de Macrotina:
  • Sal todos los días a caminar y si es cerca del río o la naturaleza mucho mejor. Si tienes que estar en casa dedica un tiempo para hacer estiramientos, bailar, practicar yoga y llevar consciencia a tu cuerpo. Minimiza ver la televisión y en concreto el telediario "esto es una cosa de locos" y solo potencia la paranoia. Aprovecha para hacer meditación o por lo menos respiraciones conscientes. Siente como tomas aire limpio y expulsas toxinas y CO2.
  • Centra tu vida en la salud y no en la enfermedad. Desarrollando hábitos saludables, observándote como una persona sana que tiene capacidad para afrontar la convivencia con todos los virus y bacterias que nos rodean. El corona virus es solamente uno de ellos. En caso de que pueda suceder que se contraiga la enfermedad piensa que vas a tener la capacidad suficiente para hacerle frente. Por otro lado no asumas riesgos innecesarios, así que lavate las manos frecuentemente, no beses en la boca a quien este enfermo, no estés en espacios con mucha gente con poco oxigeno y airea bien los espacios de tu casa y del trabajo.

  • Utiliza alimentos de temporada, ecológicos, de energía moderada como los cereales integrales, verduras y frutas de estación, legumbres, semillas y algas
  • Aprovecha para depurar el hígado, es el encargado de decidir que es sano o insano para nuestro organismo activando las alarmas del sistema inmune a tiempo. Evita los alimentos grasos, reduce las proteínas animales especialmente carne, embutidos, huevos y lácteos y exceso de frutos secos y aceite. Incluye verduras de hoja verde ricas en fibra, verduras con ligero sabor amargo o picante como las alcachofas y/o los rabanitos, toma a diario encurtidos caseros como pickles o chucrut. También es conveniente comer menos cantidad, no comer por la noche en exceso o no irte a la cama sin hacer la digestión.
  • Fortalece el sistema inmune: pasa menos horas al ordenador y delante de pantallas, toma algas, come principalmente mijo, arroz y cebada como cereales, hazte sopas de miso a diario a las que  puedes añadir un poco de shitake seco (potenciador del sistema inmune). Toma los alimentos lo más frescos posibles, no cocines para varios días. Utiliza variedad de verduras de raíz y legumbres especialmente azukis.
  • Alcaliniza el organismo: importante una buena masticación, no tomar alimentos procesados o de energía extrema como azúcar, carne, embutido, lácteos, exceso de crudos, refrescos, helados, chocolate, bollería, estimulantes o alcohol. Te puede ayudar añadir un poco de gomashio (sesamo tostado con sal marina) a los cereales. Bebe té kukicha. Kuzu con umeboshi es un buen remedio para la acidez.
Efectivamente practicar todos estos consejos revisten de compromiso y de voluntad. Para mi esto es ser responsable, no lo es quedarte en casa en muchos casos atiborrandote a comida mientras ves la tele, sin tocar a tus personas queridas y con la gran paranoia.

6 comentarios:

Marc Febrer dijo...

Suscribo todo lo que escribes Tina.

Bibi dijo...

Gracias por compartir tus sabiduria y tu energia.

isabel dijo...

Me ha encantado leer tus consejos. SabiaTina <3

Unknown dijo...

Totalmente de acuerdo. Gracias por estas palabras llenas de optimismo.

Macrotina dijo...

Gracias a todas por vuestros comentarios, me anima mucho a seguir ofreciendo mi opinión y mis conocimientos. Deseo que estéis sacando el mayor partido a este encierro. En cualquier situación siempre hay una oportunidad. Un macro abrazo para todas vosotras.

Unknown dijo...

Gracias