martes, 2 de octubre de 2018

LASAÑA DE BULGUR

Ayer lunes 1 de octubre era una fecha significativa porqué abriamos mi restaurante Baratza Kafea en lunes por primera vez (hasta ahora nuestro horario de apertura era de martes a sábados). Por esa razón y porqué además también era mi cumpleaños me apetecía cocinar un menú especial. Si, soy un poco "crazy" mi cumpleaños y liada entre pucheros y fuegos. 

Llevaba varios día rondandome por la cabeza elaborar una lasaña. Este es un plato que normalmente no preparamos a no ser que haya una cena especial porque tiene mucho trabajo y ya bastante currazo es elaborar nuestros menús macrobióticos donde además siempre ofrecemos diferentes opciones y donde no escatimamos ingredientes y tiempo para hacer de cada uno de ellos una gran experiencia gastronómica.

La noche víspera al evento me desperté varias veces, esto me ocurre cuando estoy excitada en hacer algo diferente y que no tengo claro 100% como lo voy a ejecutar. Sabia que una de las preparaciones que quería cocinar era una lasaña pero sin saber cual iba a ser el ingrediente principal. Entre el "duermevela" me venía a la cabeza una lasaña de bulgur y por la mañana tenía muy claro una vez más en mi vida seguir mis intuiciones.

El bulgur es trigo partido y precocido de sabor suave y dulce muy agradable. Es un cereal fácil de cocinar y bastante digestivo en comparación al trigo. Nos recuerda en textura bastante a un grano integral  y por ello ya nos indica que es de mejor calidad que un cuscus en cuanto a que esta menos procesado.  

Primer lunes un éxito total en Baratza Kafea en cuanto a la afluencia, l@s amig@s que nos acompañaron y la satisfacción al degustar mi menú de apertura de lunes. Y que decir la lasaña un triunfo. Así que os comparto la receta.


LASAÑA DE BULGUR



Tiempo de preparación: 35'

Tiempo de elaboración: 1 hora 40'

Comensales:  
 9-12 dependiendo si comemos solo lasaña o  acompañamos con alguna protéina y/o ensalada

Ingredientes:
  •  Un paquete de Pasta de lasaña integral
  • 1 taza de bulgur (250 ml)
  • 1bote de kg de Salsa de Tomate Natural "bio"  o Tomato*
  • 1 cebolla maja
  • 3 zanahorias
  • 1/2 calabación
  • 1 ajo 
  • Aceite de oliva
  • 1 laurel
  • Oregano
  • Sal Marina
 *Tomato: salsa elaborada con cebolla, zanahoria y remolacha de color y sabor parecida al tomate. 

Ingredientes bechamel:
  • 2 vasos de Bebida de Avena
  • 3 cucharadas de Aceite de oliva
  •  2 cucharadas de Harina semi integral o integral tamizada
  • 1 Ajo
  • Sal marina

Elaboración:
  • Lava bien el bulgur, coloca en una cazuela al fuego con el doble de agua caliente y cuando hierva añade 1 cucharita de cafe de sal, baja el fuego y cocina a fuego mínimo con tapa durante 20 minutos. El cereal tiene que quedar seco. Reservar. 
  • Mientras tanto puedes pelar y picar el ajo y cortar todas las verduras en cubitos que colocaremos en un plato o fuente separadament. Si las verduras son ecológicas no hace falta pelar excepto la cebolla.
  • Ahora necesitas hacer un buen sofrito. En una cazuela más bien ancha calienta 2 cucharadas de aceite de oliva y añade el ajo junto con  la cebolla  con una pizca de sal. Saltea hasta que coja un tono dorado. A continuación añade la zanahoria saltea durante 5 minutos y a continuación incorpora el calabacín y cocina durante otros 3 minutos. Todo este proceso será en un fuego medio.
  • Añade al sofrito el tomate o tomato (reserva un par de cucharadas), añade oregano y sal a tu gusto. Cocina durante unos minutos. Incorpora el bulgur.
  • En una cazuela alta calienta 2 litros de agua con bien de sal y un laurel. Incorpora de una en una unas 3 o 4 hojas de lasaña, remueve y a fuego fuerte cocina durante 5 minutos.Saca a un escurridor y pasa por agua fría para eliminar los almidones. Extiende un paño limpio preferiblemente blanco y coloca cada lamina. Repite la operación hasta que cocines toda la pasta que necesitas.
  • Para hacer la bechamel calienta en una cazuela pequeña el aceite de oliva e incorpora el ajo previamente picado o rallado, una vez que se dore añade la harina y mezcla bien. Una vez fusionada harina y aceite ve agregando la bebida de avena caliente  poco a poco mientras vas removiendo con una varilla para que no haga grumo hasta que tenga la consistencia deseada. Sazona a tu gusto y deja a fuego suave 10-15 minutos para que se cocine bien la harina.
  • Ha llegado el momento de montar la lasaña. Pon en la base de la bandeja extendidas las 2 cucharas de tomate o tomato que habiamos guardado. Coloca la primera capa de láminas de lasaña. Extiende la mitad del relleno de bulgur por encima de la pasta, añade otra capa de láminas de lasaña con el resto del sofrito con el bulgur y finaliza con otra capa de pasta y la bechamel por encima.
  •  Calienta el horno a 180º y hornea la lasaña durante 20 minutos. 

 Y ya estas preparad@ para triunfar!


Hace no mucho publiqué una receta de lasaña de lenteja roja de mi libro "Recetas para Curar el Cuerpo y el Alma". La podéis ver aquí.

martes, 18 de septiembre de 2018

ENSALADA GRIEGA DE VERDOLAGA Y QUESO DE TOFU

Aunque ya nos adentramos en el otoño seguimos teniendo un verano extremadamente caluroso y todavía nos apetecen platos que nos refresquen rápidos de elaborar para continuar disfrutando de nuestras actividades al aire libre. Hay que aprovechar que luego cuando llega el frío este se hace largo.

En un articulo anterior os he hablado de los múltiples  beneficios de la verdolaga. Esta planta silvestre que encontramos en nuestros campos y huertas y a la que normalmente no le prestamos atención en países como Grecia es muy apreciada y es una buena base para todo tipo de ensaladas, además de otras preparaciones culinarias. 

Tanto Lida,  mi amiga basko-griega como yo estamos muy motivadas a difundir el uso de esta planta y darle el lugar que se merece.  Ella cultivando, distribuyendo y hablando apasionadamente de ella y yo utilizando en mi restaurante, hablando de ella en mi blog y ahora compartiendoos esta deliciosa receta. Te animamos a que tu también la difundas como todas las cosas maravillosas en la vida que merecen ser compartidas.


 ENSALADA GRIEGA DE VERDOLAGA Y QUESO DE TOFU



Porción: 2personas
Tiempo de preparación: 10 minutos
Tiempo de elaboración:  10 minutos + 24 o 48 horas de macerado del tofu

Ingredientes:
  • 100 g Verdolaga 
  • 250g de queso de tofu
  • 8 tomate cherry
  • 1 cuchara de germinados de rabanito
Ingredientes aliño:
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen
  • 1 cucharada de shoyu
  • 2 cucharadas de agua de chucrut.

Elaboración:
  • Lava las verduras.
  • De la verdolaga coger los brotes tiernos y las hojas en buen estado. Si tienen semilla no hay problema porque estas también son comestibles. Los tallos se pueden usar para alguna cocción de legumbre.
  • Corta los cherrys por la mitad y el tofu en tacos.
  • Mezcla la verdolaga, los cherrys, el tofu y las olivas. Decora con los germinados.
  • Mezcla los ingredientes del aliño y condimenta con ello las ensaladas.
Si te preparas además un cereal tendrás un menú equilibrado para esta época estival. ¡Que aproveche!

 

lunes, 17 de septiembre de 2018

LAS VIRTUDES DE LA VERDOLAGA

Durante este verano mi amiga Lida apareció por mi restaurante Baratza Kafea con un bolsón lleno de una planta que había recogido de su huerta. Lida es basko-griega así que no conocía el nombre en castellano de esta planta que en Grecia es tan apreciada. Me comento que por esos lares se utiliza tanto como la lechuga en nuestra cultura culinaria mientras que aquí se considera invasora por lo que normalmente es arrancada sin contemplaciones o no se le presta interés.

Glistrida es su nombre griego y después averiguamos que aquí recibe el nombre de verdolaga en castellano y portulata oleracea en latín. En el momento que la trajo no supe reconocerla pero claro que había escuchado de sus beneficios y del desperdicio que es no recolectarla de nuestros campos e integrarla en nuestra gastronomía.



Lo primero de todo es que es de sabor agradable. Se comen las hojas, los tallitos tiernos y las flores donde se encuentran las semillas. Su mejor época de recolección es de primavera a finales del verano.

Vamos a ver algunos de sus beneficios:
  • Como cualquier planta verde es una fuente de clorofila y magnesio inmensa. El magnesio a la vez se transforma en hierro a través de la digestión.
  • Además contiene hierro por si misma, omega 3 y vitamina A
  • Contiene mucha fibra y además mucilágos con lo cual va a ayudar en problemas de estreñimiento.
  • Antiinflamatoria y depurativa 
  • Ayuda en problemas de gastritis, úlceras y enfermedades intestinales.

No se recomienda:
  • Si estas embarazada
  • Cuando hay diarrea  
Es muy fácil de usar la verdolaga en ensaladas, en platos de legumbres y/o salteadas. Combinan muy bien con los cereales, las algas, frutos secos, semillas y toda clase de verduras. Lo cierto es que se abre un mundo de posibilidades con esta amable planta que la naturaleza nos ofrece sin límites. Y a ti ¿que se te ocurre? Me encantaría que aportaras tus ideas.

Quiero dar las gracias a Lida por su pasión por compartir la cultura griega y el trasmitir los conocimientos de las plantas comestibles y medicinales heredadas de su madre, abuela y bisabuela.




QUESO DE TEMPEH y QUESO DE TOFU

La verdad es que no hay manera más fácil de elaborar un queso vegano y hacerlos con tofu o tempeh nos dan sabores, texturas y energías diferentes. Ambos son una gran fuente de proteínas y  un alimento de alta calidad digestiva muy beneficioso para nutrir nuestra flora intestinal y dar salud a todo nuestro organismo por los fermentos añadidos. 

Vamos por partes...

QUESO DE TOFU



El queso de tofu es lo más parecido a un queso fresco en cuanto a la textura, de color más oscuro y de sabor un poquito más salado. Podemos utilizarlo directamente en ensaladas, para picoteo, en brochetas, untado en pan, etc...
Si comparamos con el tempeh es de naturaleza más fría y con menos sabor Por esa razón el tipo de miso que seleccionamos es uno de larga fermentación como el hatso, mugi o gemmai miso. De esta manera le damos el suficiente condimento salado y lo acercamos más a una energía de equilibrio. ¡Pura alquimia en la cocina!

Elaboración:
  • Corta unas lonchas de tofu como de 1 cm o  de 1cm y medio si luego quieres hacer tacos.
  • Cubre toda la superficie incluidos los lados con una capa fina de miso de larga fermentación. Si vas a hacer varias lonchas puedes poner miso solo en una de las superficies porque una cara se juntara con otra.
  • Guarda en un tuper de cristal preferiblemente y deja de 24 a 48 horas macerando según si te gusta más suave o un poco más fuerte. Mejor fuera del frigorífico.
  • Transcurrido ese tiempo quita el miso con la parte del cuchillo que no corta. Puedes reutilizarlo haciendo un salsa para las verduras o una ensalada.




QUESO DE TEMPEH

El tempeh es de sabor fuerte. En comparación con el tofu mucho más equilibrado y mejor alimento.
El tofu es un queso que se hace a partir de la leche de la soja y en cambio el tempeh se elabora a partir de la soja completa. Esta soja esta precocinada y después fermentada lo que la convierte en un alimento de mucha calidad nutricional. De hecho según las enseñanzas orientales es fermentada la mejor y más higiénica manera de ser utilizada la soja como alimento saludable.

Para elaborar el queso de Tempeh utilizamos miso blanco, un miso joven de corta fermentación de sabor más dulce que salado que va a darle la energía y sabor perfectos a sus características. 

Una vez elaborado el queso de tempeh recomiendo hacerlo a la plancha con un poco de aceite de oliva esto va a ser el remate para hacerlo más sabroso, digestivo y proporcionar su sabor del tipo de un queso curado. Divino como entrante, para un bocadillo, para una pasta y un montón más de posibilidades donde nos lleve la imaginación.


Elaboración:
  • Si tenemos un tempeh en forma de bloque fino no hace falta cortar y podemos poner el miso directamente. Si es un tempeh de barra mejor corta en lonchas de 1 cm.
  • Cubre toda la superficie incluidos los lados con una capa fina de shiro miso también llamado miso blanco. Si vas a hacer varias lonchas puedes poner miso solo en una de las superficies porque una cara se juntara con otra.
  • Guarda en un tuper de cristal preferiblemente y deja de 24 a 48 horas macerando según si te gusta más suave o un poco más fuerte. Mejor fuera del frigorífico.
  • Trascurrido ese tiempo quita el miso con la parte del cuchillo que no corta. Puedes reutilizarlo haciendo un salsa para las verduras o una ensalada.
  • Según el formato y tamaño de tempeh que tengas igual deseas o te conviene cortarlo. Pon un poquito de aceite de oliva en una sartén y hazlo a la plancha hasta que se dore.
  • Ya tienes el queso de tempeh listo para servir o guardar para otros preparativos.

viernes, 31 de agosto de 2018

GAZPACHO DE TOMATO Y SANDIA

Estamos teniendo un verano eterno, lo cual es bastante raro en el norte. Así que seguimos disfrutando de tomar sopas y cremas frías y otras lindeces que apetecen en esta época del año pero que fuera de la zona estival caen en el olvido y es lo propio si queremos hacer una alimentación equilibrada.

No hay nada más tradicional que un buen gazpacho en verano y desde luego no hay mejor momento para utilizar tomate que en esta época pero para quién más o menos conoce la energía de los alimentos sabe que  tiene sus inconvenientes. El tomate contiene solanina que es un alcaloide tóxico que se acumula en el organismo. En concreto es muy pernicioso para quién tiene problemas de huesos o circulación, además de crear un terreno ácido con la consiguiente desmineralización.

Entonces aquí tenemos esta versión mas saludable apta para todos los públicos. Ojo! hemos incluido un poco de pimiento verde que también es solanácea pero en muy poquita cantidad. En caso de tener algunos de los problemas de salud comentados anteriormente podemos excluirlo sin problema.

Cuando hacemos una salsa o un gazpacho al estilo macrobiótico son las zanahorias, cebollas y remolacha las que sustituyen al tomate. Un día probé un gazpacho de sandía y me encanto. Así que elabore esta versión que nos chifla en mi restaurante Baratza Kafea y que ahora quiero compartir contigo.


GAZPACHO DE TOMATO Y SANDÍA

4-6 comensales

Tiempo de preparación: 15 minutos
Tiempo de elaboración: 30 minutos


Ingredientes: 
  • 1 cebolla
  • 3 zanahorias
  • 1 pepino
  • 1 trozo de sandía
  • 1 remolacha pequeña
  • 1/4 de pimiento verde
  • 1 ajo
  • vinagre de arroz
  • vinagre de umeboshi
  • sal marina.
Guarnición: cebollino y/o germinados de rabanito

  • Pela y corta la cebolla en medias lunas. La zanahoria si es eco no peles y corta en rodajas finas. Quita la piel a la remolacha y raya con el rayador pequeño.
  • En una cazuela alta lleva a ebullición 1 litro de agua. Una vez hierva añade una cucharadita de sal e incorpora la cebolla, la zanahoria y la remolacha. Tapa y cocina durante 20 minutos a fuego medio-bajo.
  • Mientras se va cocinando puedes cortar las verduras  y la sandía que añadirás al final. Mi recomendación para el pepino es que lo peles estilo andaluz: una tira si y otra no, y cortes a rodajas. El pimiento verde debes de cortarlo lo más pequeñito posible. El ajo una vez pelado puedes rayarlo o cortarlo muy picadito, a mí me gusta mucho la primera opción porque es rápido, práctico y se distribuye muy bien. La sandía hay que pelar, quitar todas las pepitas y cortar en trozos.
  • Trascurrido el tiempo de cocción de las verduras añade el resto de ingredientes menos los condimentos y tritura bien, a ser posible con una batidora de jarra que deja un gazpacho de primera y sino con la batidora.
                                  
  • Prueba de sabor y acaba de condimentar con vinagre de umeboshi que potenciara el color y rectificará el punto de sal  y con vinagre de arroz para darle el punto de acidez necesario.
  • Sirve con rodajitas de cebollino y/o algún tipo de germinado. A mí me gusta mucho los de rabanito porqué aporta un picante muy guapo.

¡Deléitate lo que te queda de verano con esta exquisitez refrescante y dinámica que incluye los 5 sabores!

jueves, 3 de mayo de 2018

LASAÑA VEGANA DE LENTEJA ROJA

¿A quién no le "flipa" una buena lasaña?

Incluso a quién es más rarit@ de comer, a quién no se conforma con cualquier cosa....una lasaña convence. El único inconveniente es el tiempo y las elaboraciones que necesita. Luego obviamente merece la pena porqué es un gran deleite para un día especial.

Así que sin más dilación voy a darte las instrucciones para realizar una exquisita lasaña vegana. Esta receta la encuentras también en mi libro "Recetas para curar el cuerpo y el alma" de la editorial Aras Llibre



LASAÑA VEGANA DE LENTEJA ROJA

Receta para 6 raciones
Tiempo total de elaboración: 65 minutos
Tiempo de preparación: 15 minutos
 

Ingredientes:
  • 1 paquete de lasaña
Ingredientes Relleno:

  • 1,5 tazas de lentejas rojas 
  • 1 cebolla
  • 1 boniato
  • 1 nabo pequeño
  • 1/2 hinojo (cortado pequeño)
  •  1/2 tira de alga kombu 
  • 2 cucharadasde aceite de oliva virgen extra
  • 1 hoja de laurel 
  • orégano 
  • sal marina 
  • perejil picado




 Ingredientes Bechamel:

  •  60 ml de aceite de oliva  
  • 1/3 de taza de harina de trigo semi integral
  • * 250 ml de bebida de avena caliente
  • sal marina
  • nuez moscada al gusto
  • 2 c.s. Almendra molida 


Elaboración:


  • Corta las verduras en dados pequeños. Saltea la cebolla con aceite de oliva y una pizca de sal durante 15 minutos. Añade el resto de las verduras y rehoga unos minutos. Incorpora 3 tazas de
    agua y las lentejas bien lavadas, llévalo a ebullición y retira la espuma. Agrega el laurel, el kombu y el orégano y cocina con tapa a fuego suave durante 20 minutos. Deja reposar para que se espese.
  • Procede a elaborar la salsa bechamel que se necesita que sea espesa. En una sartén, calienta el aceite, añade la harina y ve removiendo con una cuchara de madera hasta que se haya ligado bien. Añadeuna pizca de sal marina y nuez moscada a tu gusto. Vierte unapequeña cantidad de la bebida de avena sin parar de remover para que no aparezcan grumos. Conforme vaya espesando tendrás que añadir un poco más de líquido y repetir esta operación hasta que obtengas una bechamel de buena consistencia. En caso de que se formen grumos, pasa la bechamel por la batidora para que quede lisa y cremosa.

  • Cuece las tiras de lasaña en una cazuela con 2 litros de agua hirviendo y media cucharada de sal. Conviene que las láminas queden separadas y que remuevas un poco para que no se peguen. A no ser que la cazuela tenga mucha capacidad, lo mejor será que lo hagas en dos o tres tandas. Cocina durante 5 minutos, sin tapa. Cuando retires la pasta, pásala por el grifo para eliminar losalmidones y detener la cocción. Es recomendable extender un trapo limpio y colocar las láminas extendidas para asegurar que no se pegan.
  • A la hora de hornear la lasaña, pincela una bandeja con un poco de aceite de oliva, añade una capa de lasaña, luego el relleno,otra capa de lasaña... y así todas las veces que lo desees. Cubre
    la última capa con bechamel, espolvorea con almendra molida y hornea durante 15 minutos, hasta que la superficie esté gratinada y dorada. 
 Sirve de inmediato. Mmm… rico, rico, rico  ¡Te van a hacer la ola!

lunes, 26 de marzo de 2018

CONSOME DE SHOYU CON UDON

Si has viajado por Asia sabes que medio continente se alimenta a base de sopas con noodles. Un buen bol que sacia y se convierte en un menú bastante equilibrado porque incluye la pasta como carbohidratos , la salsa de soja o el miso como fermento,  el alga wakame o kombu como minerales principalmente,  las verduras como fuente de vitaminas y antioxidantes y en algunos casos tofu como proteína vegetal u otro tipo de protéinas.

Y funciona! Esta rico, nutre e hidrata el organismo, es económico y en seguida est@s list@ para funcionar. 

Fue cuando vivia en Amsterdam cuando me hice adepta a este tipo de sopas y era un buen recurso para una cena rápida de elaborar y fácil de digerir. Amen, de la gran mayoría de nutricionistas que siempre insisten en no tomar carbohidratos de noche pero que si probaís funciona pues esa energía se reservará para la mañana siguiente y dormiremos perfectamente con un sueño reparador por su facílisima digestión. Apunta el dato! utiliza siempre pasta de buena calidad e integral.



Me encanta además en Japón donde siempre tienes guarniciones de spring onions (tienes la imagen arriba) para añadir a tu bol de sopa tanto como te guste. Aqui sustituyo por verde de cebolleta o de puerro que normalmente se tira a la basura y eso es un pecado capital pues le da frescura, tiene un gran aporte de vitamina C y de clorofila, aporta un agradable sabor picante y completa la gama de sabores de la sopa consiguiendo la suculencia más absoluta.

Me he decantado por Genmay Udon (tallarin de trigo y arroz) que contiene glutén pero si tenéis alergias o intolerancias podéis utilizar Soba 100%  que esta totalmente elaborada de trigo sarraceno u otros noddles de arroz. Me gustan mucho los de Wakame con Arroz que se cocinan tan solo en 3 minutos. Otros tipos son Somen o Ramen, normalmente de trigo.

Deleitate con esta gran sopa! Yo ya estoy ensalivando!


CONSOME DE SHOYU CON UDON

Tiempo de elaboración: 30'
3-4 personas

Ingredientes: 

  • 1 paquete de udon
  • 1 tira de alga kombu real (remojada y cortada en tiras)
  • 3 alcachofas (peladas y cortadas en cuartos)
  • 1 trozo calabaza (en cubos medianos)
  • 1 nabo pequeño- (cortada en cubos medianos-pequeños)
  •  2 Shitakes (remojados y cortados en láminas)
  • 1 puerro (lo blanco cortado en rodajas)
  • Shoyu o tamari
  • Opcional: zumo de jengibre 
Guarnición: Verde de puerro o cebolleta (cortado fino) y/o germinados
 

Elaboración:

  • Lleva 2 tazas de agua a ebullición. Añade los shitakes y el kombu ambos con su agua de remojo, cocinar unos 5-10 minutos. 

  •  Mientras tanto cocinar la pasta udon en agua hirviendo sin sal durante 8 minutos, Los noddles orientales se cocinan en menos agua que la pasta italiana y no se añade sal porque ya estan elaborados con sal.

  • Cuela el udon reservando el agua para añadir al consome que hemos preparado con el shitake y el kombu.  Pasa la pasta por agua fría para quitar el exceso de almidón con cuidado de que no se enfrie. Reserva.

  • Añade la calabaza, el nabo y la alcachofa  y cocina durante 15 minutos más. Por último añade el puerro y a los 3 minutos un buen chorro de shoyu, tiene que quedar del color de un té. Si hay problema con el gluten usa tamari. Se debe cocinar sin que hierva durante 3 minutos. Una vez apagado el fuego añade el zumo de jengibre si así lo deseas.
  • Reparte en boles el udon, añade la sopa encima y sirve con verde de cebolleta o de puerro cortado fino y los germinados. 
On egin! Bon profit! Bon Apetite! Enjoy your meal! Goyukkuri doozo!

miércoles, 28 de febrero de 2018

ARROZ NEGRO CON CALABAZA Y COLES DE BRUSELAS


Me encanta el arroz, podría comerlo todos los días. Evidentemente esto no es necesario porque tenemos muchos otros cereales que también son exquisitos y de esta manera damos más movimiento y alegrías a nuestro cuerpo sin caer en el dogma de usar todo el rato los mismos alimentos que a la larga puede crear un estancamiento.

Regresando al arroz...en Japón por ejemplo es el pan nuestro de cada día y tanto macrobiótic@s como el resto lo come a diario. Los que practican la macrobiotica utilizan el integral y el resto el blanco que luego en muchos casos acompañan con algún suplemento de Vitaminas B para no tener carencias debido al refinado. 

El arroz más aconsejable para este clima que nos acompaña en el norte de la peninsula es el arroz de grano corto pero a bien de tener más variedad me gusta jugar con otros tipos de arroz. Uno que sorprende por su color es el arroz negro que con una pequeña cantidad añadido al arroz integral que normalmente usemos se vuelve de un color granate/morado de un oscuro muy intenso. Este arroz negro es integral puede ser redondo o largo y también lo hay glutinoso. Este último es el que he usado para esta receta. Ideal para la fatiga, para los riñones, el bazo y el hígado.

¿Y donde lo podéis encontrar? En tiendas asiáticas o en algunas tiendas ecológicas.

Además con esta receta os doy un truco genial para calentar el arroz. Ya que si tenéis el arroz ya preparado de antes, elaboraréis esta receta en un plis-plas.



ARROZ NEGRO CON CALABAZA Y COLES DE BRUSELAS


Ingredientes:
  • 3/4 taza de arroz integral redondo
  • 1/4 taza de arroz negro glutinoso
  • 2 tazas de agua (mejor filtrada)
  • 1 cebolla pequeña (en medias lunas)
  • 1 trozo de calabaza (en cerillas)
  • 6 coles de Bruselas
  • 1 trocito de jengibre (pelado y picado)
  • Aceite de oliva primera presión en frío o sésamo.
  • 1/2 cucharadita de Sal Marina

Elaboración:
  • Mezclar ambos tipos de arroz en la cazuela que vais a utilizar para lavar 2 veces hasta que el agua salga limpia. Añadir las 2 tazas de agua y colocar al fuego. Una vez que hierva eliminar si tiene alguna espuma y añadir la sal. Tapar y cocinar durante 1 hora a fuego mínimo y si cocinais con cocina de gas utilizar un difusor para que la cocción sea más lenta.
  • Calentar en una sartén que tenga capacidad para incorporar todo el arroz, el aceite y comenzar salteando el jengibre hasta dorar. A continuación saltear la cebolla durante 3 minutos. Añadir la calabaza y saltear durante 3 minutos más.Agregar las coles de Bruselas saltear 1 minuto y colocar el arroz encima de la cama de verduras cubriendolas por completo y dejando en capas (una la verdura y otra el arroz).Tapar y cocinar a fuego mínimo otra vez si es necesario con un difusor durante 8 minutos.
  •  Transcurrido este tiempo vamos a añadir unas gotas de shoyu o tamari y vamos a mezclar bien y solo una vez para que no se quede el arroz pastoso.
  • Me gusta añadirle unas hojas de rúcula fresca y listo para servir.
Si no tienes arroz negro hazlo con tu arroz favorito...¡integral of course!
También será delicioso y  muy fácil de preparar.🌝🌝🌝



    

lunes, 26 de febrero de 2018

¿COMO ALIMENTARME CUANDO NO ME SIENTO BIEN?



Siempre es adecuado hacer una alimentación equilibrada, saludable y con alimentos frescos de calidad. De esta manera nos sentiremos con vitalidad, con un peso adecuado y con buen talante. A pesar de comer bien y en base a estos principios hay veces que nuestra salud o energía flaquea y nos sentimos menos centrad@s, con fatiga, sin motivación. Incluso a veces con pequeños desarreglos como malas digestiones, dolores de cabeza, contracturas, ardores de estomago, picores o rojeces, etc.

Entonces ha llegado el momento de revisar nuestra alimentación y volvernos un poco más estrict@s en la seleccion de nuestros alimentos, así como revisar de que manera los preparamos. Cuando estamos bien tenemos banda ancha pero cuando nuestra salud merma es imprescindible cerrar el cerco de lo que consideramos saludable. Por dar un ejemplo una tarta de manzana sin azúcar, sin huevo, sin lacteos puede ser saludable cuando gozamos de salud  pero cuando no nos sentimos en equilibrio no nos va ayudar a restituir nuestro centro.

La gran mayoría de las veces reaccionamos a hacer modificaciones en nuestra manera de comer cuando tenemos problemas serios de salud pero lo cierto es que el organismo ya nos da avisos antes de que algo no esta bien. Cada un@ de nosotr@s nos podemos convertir en nuestro propio médico para el día a día y para eso hay que escuchar a nuestro cuerpo. Esa escucha se hace en el mismo momento que aparecen pequeñas molestias como no dormir bien, enfadarse fácilmente, que se te haga todo grande o perder el entusiasmo por ejemplo.


¿Como reajustar nuestra alimentación entonces?
  • Arroz integral de grano corto como principal cereal. Cereales integrales mejor que los procesados como el bulgur, cuscus, pasta, copos o polenta. 
  • En general reduciremos la cantidad de las proteínas y ampliaremos los cereales.
  • Cocinar azukis con regularidad, nos ayudan a incrementar la vitalidad y son fáciles de digerir. Garbanzos y lentejas mejor que alubias. 
  • Utilizar estilos de cocción para las verduras dulces o de raíz como los estofados, nishimes, salteados largos o kimpiras.
  • No tomar verduras de naturaleza muy expansiva: espinaca, acelga, txampis...
  • Sopa de miso diaria con un poco de alga wakame y alguna verdura.
  • Pequeña cantidad de pickles al menos en una comida al día.
  • No tomar crudos.Cambiar las ensaladas por verduras verdes hervidas, prensadas o salteadas en un wok en un poco de agua y pizca de sal.
  • No usar aceite y en caso de hacerlo mejor aceite de sésamo.
  • Eliminar por el momento los postres y las frutas. Si hay mucho antojo tomar compota de manzana o manzana asada. 
  • Desayunar crema de cereales con semillas de sésamo y/o pipas de calabaza.
  • Abolir de momento las bebidas vegetales
  • Beber entre comidas  si se tiene sed te kukicha.
  • Ajustar el condimento salado según como sea nuestra condición. Si estamos tens@s reduciremos y si estamos muy decaid@s aumentaremos un poquito.
  • Buena masticación.
  • No comer en exceso.
  • Horarios regulares y cenar pronto
  •  y otros consejos aunque no culinarios:  madrugar, pasear cerca del río o en la naturaleza, hacer yoga u otro tipo de ejercicio consciente y sonreirse a un@ mism@ y a la vida.

 
Siguiendo todos estos consejos en solo 24 horas nos sentimos mucho mejor y recuperamos nuestra conexión con nuestro centro y la capacidad de tomar nuevamente las riendas de nuestra vida. Además no pasa nada por hacer estas restricciones durante unos días... ¡Porqué no hay nada más grande que sentirse bien! y eso esta en tus manos!