sábado, 5 de enero de 2019

SOPA DE AJO Y MOCHI


Por mucho que no queramos que nos ataque el virus consumista de la Navidad es díficil escapar a los excesos culinarios y por esta razón confieso que lo que ahora mismo me apetece es la sencillez y la calidez de por ejemplo una buena sopa de ajo.

Justamente ahora que han entrado los fríos me vienen a la cabeza sopas de miso, sopas de ajo, sopas de cebolla, consomes y sopas de legumbres. Todas ellas medicinales, nutritivas, activadoras, generadoras de calor y con la capacidad de "animar a un muerto". Además de pertenecer a la cocina tradicional, la cocina de la abuela y esos pucheros humeantes que nos transportan a un tiempo que todo se cocinaba a fuego lento y que la prisa parecia no existir o por lo menos no como ahora.

Me ha apetecido recuperar este clásico de la cocina tradicional y darle un toque más nutritivo, remineralizante y un poco oriental así que he añadido en su elaboración alga wakame y  mochi. 

Sobre la wakame deciros que es un alga suave con gran aporte de minerales y que en este caso he optado por la instantanea por que cuando se hidrata parece wakame fresca. En caso de no disponer de wakame instantanea usar la que tengais a mano solo que siguiendo las indicaciones que doy  más abajo.

El mochi es arroz dulce o glutinoso que tras ser cocinado, repetidas veces machacado y luego secado asemeja una pastilla de jabón por lo menos el que encontramos en las tiendas. Este alimento originario de Japón es muy nutritivo, bueno para deportistas, para ganar peso, y para mujeres embarazadas y lactantes. Podemos añadir a las sopas, para engordar salsas, rallado o en laminas para fundir como si fuera queso, cocinado a la plancha con un poco de salsa de soja para  comer como un snack o entrante, etc...



SOPA DE AJO Y MOCHI
 3-4 personas
Tiempo de elaboración: 10 minutos
Tiempo total:  35 minutos


Ingredientes: 
  • 2 rebanadas pan integral levadura madre
  • 1 pastilla de mochi
  • 4 tazas de agua
  • 4 ajos en laminas finas
  • 1/2 cucharadita de wakame instantánea o 1/4 de tira de wakame
  • 1 cucharadita de postre de pimentón dulce de la vera o al gusto
  • 3.c.s. aceite de oliva 
  • Sal marina
  • Perejil



Elaboración:
  • Coloca una cazuela con el aceite al fuego. Una vez caliente añade los ajos y saltea hasta dorar. Baja el fuego y añade el pimentón mezclando bien, hay que tener cuidado de que no se queme. Añade el pan cortado y rehoga hasta que se chupe el aceite y coja color. A continuación añade el agua cuando empiece a hervir incorpora la sal. Baja el fuego y  tapa para dejar que se vaya haciendo la sopa lentamente al estilo de la cocina de la abuela, por lo menos unos 20 minutos.
  • Incorpora el alga wakame (no necesita  previamente ser remojada ni cortada a no ser que sea la tira de wakame).
  • Corta el mochi primero en cuartos y corta cada uno de ellos en laminas y añade a la sopa. Tienes 2 opciones cocinar solo 5 minutos y que se vean las laminas del mochi un poco fundidas o cocinar 15 minutos hasta que desaparezca el mochi haciendo la sopa más espesa. 
  • Rectificar de agua o sal si fuera necesario.
  • Servir bien calentita con un poco de perejil.