viernes, 31 de agosto de 2018

GAZPACHO DE TOMATO Y SANDIA

Estamos teniendo un verano eterno, lo cual es bastante raro en el norte. Así que seguimos disfrutando de tomar sopas y cremas frías y otras lindeces que apetecen en esta época del año pero que fuera de la zona estival caen en el olvido y es lo propio si queremos hacer una alimentación equilibrada.

No hay nada más tradicional que un buen gazpacho en verano y desde luego no hay mejor momento para utilizar tomate que en esta época pero para quién más o menos conoce la energía de los alimentos sabe que  tiene sus inconvenientes. El tomate contiene solanina que es un alcaloide tóxico que se acumula en el organismo. En concreto es muy pernicioso para quién tiene problemas de huesos o circulación, además de crear un terreno ácido con la consiguiente desmineralización.

Entonces aquí tenemos esta versión mas saludable apta para todos los públicos. Ojo! hemos incluido un poco de pimiento verde que también es solanácea pero en muy poquita cantidad. En caso de tener algunos de los problemas de salud comentados anteriormente podemos excluirlo sin problema.

Cuando hacemos una salsa o un gazpacho al estilo macrobiótico son las zanahorias, cebollas y remolacha las que sustituyen al tomate. Un día probé un gazpacho de sandía y me encanto. Así que elabore esta versión que nos chifla en mi restaurante Baratza Kafea y que ahora quiero compartir contigo.


GAZPACHO DE TOMATO Y SANDÍA

4-6 comensales

Tiempo de preparación: 15 minutos
Tiempo de elaboración: 30 minutos


Ingredientes: 
  • 1 cebolla
  • 3 zanahorias
  • 1 pepino
  • 1 trozo de sandía
  • 1 remolacha pequeña
  • 1/4 de pimiento verde
  • 1 ajo
  • vinagre de arroz
  • vinagre de umeboshi
  • sal marina.
Guarnición: cebollino y/o germinados de rabanito

  • Pela y corta la cebolla en medias lunas. La zanahoria si es eco no peles y corta en rodajas finas. Quita la piel a la remolacha y raya con el rayador pequeño.
  • En una cazuela alta lleva a ebullición 1 litro de agua. Una vez hierva añade una cucharadita de sal e incorpora la cebolla, la zanahoria y la remolacha. Tapa y cocina durante 20 minutos a fuego medio-bajo.
  • Mientras se va cocinando puedes cortar las verduras  y la sandía que añadirás al final. Mi recomendación para el pepino es que lo peles estilo andaluz: una tira si y otra no, y cortes a rodajas. El pimiento verde debes de cortarlo lo más pequeñito posible. El ajo una vez pelado puedes rayarlo o cortarlo muy picadito, a mí me gusta mucho la primera opción porque es rápido, práctico y se distribuye muy bien. La sandía hay que pelar, quitar todas las pepitas y cortar en trozos.
  • Trascurrido el tiempo de cocción de las verduras añade el resto de ingredientes menos los condimentos y tritura bien, a ser posible con una batidora de jarra que deja un gazpacho de primera y sino con la batidora.
                                  
  • Prueba de sabor y acaba de condimentar con vinagre de umeboshi que potenciara el color y rectificará el punto de sal  y con vinagre de arroz para darle el punto de acidez necesario.
  • Sirve con rodajitas de cebollino y/o algún tipo de germinado. A mí me gusta mucho los de rabanito porqué aporta un picante muy guapo.

¡Deléitate lo que te queda de verano con esta exquisitez refrescante y dinámica que incluye los 5 sabores!

2 comentarios:

Bea Bolli dijo...

Gracias por tu generosidad al compartir las recetas de tu restaurante con todes nosotres,Ahora mefalta probarlo aunque seguro que está tán rico como todo lo que haces.
Eskerrik asko

Tina Asensio dijo...

Mila esker Bea, un placer el compartir esta delicia tan facil de preparar y tan refrescante. Aprovecha antes de que acabe el verano. Un abrazo.